miércoles, 23 de junio de 2010

Cocieron a puñaladas a la “Toya”

Cocieron a puñaladas a “La Toya”, un homosexual que regenta una Estética Unisex “Toya” en inmediaciones del mercado de abastos de la ciudad de Huancavelica. Victor Javier Quispe Paytan, verdadera identidad del homosexual, relató que fue cocido a puñaladas el lunes 21 de junio en la noche por un sujeto desconocido quien aparentemente se vengó porque su enamorada había terminado con él. Asimismo Toya relató que el sujeto antes de apuñalarlo bebió con él. “Es un asqueroso desgraciado que me odia. Me ha robado 400 soles, tengo 6 cortes en diversas partes del cuerpo. Mi amiga lo conoce, no voy a denunciarlo porque yo misma me voy a cobrar lo que me ha hecho. El me ha querido matar porque dice que termino con su enamorada. Yo que culpa tengo, yo no le he hecho nada” dijo la Toya en una cama del Hospital Departamental de Huancavelica a donde fue llevado por sus “amigas” y donde se recupera de 10 cortes punzo penetrantes que le profirió su agresor. Se conoció que el agresor apuñaló a su victima empleado una tijera de la propia estética del homosexual. Se conoció que la Toya tenía heridas punzo penetrantes en la espalda, estómago, tórax y brazo. Fuente: J. Figuero Correo Huancavelica

4 comentarios:

  1. por que no le matan a eses verguenzas del pueblo,
    pero el infierno te espera homosexuaL..........

    ResponderEliminar
  2. Aprende a escribir serranazo, lo correcto es porque NO LO matan y no porque NO LE matan. Ese odio que llevas en ti hacia los homosexuales, no hace otra cosa que revelar que en el fondo quisieras ser un gay. No tengo nada en contra ni a favor de los gays, pero la muerte solo te la da Dios y no un ser humano como tu y yo.

    ResponderEliminar
  3. Realmente este tipo de cosas dejan q decir...deberian publicar notas mas productivas q si realmente intersen a la poblacion....

    ResponderEliminar
  4. Es evidente que nuestra sociedad está cada vez más “contaminada”. Muestra de ello, estos personajes que han cubierto el “titular” de esta “noticia”. Por un lado, un tipo agrede a su compañero de copas, sin meditar, ni medir las consecuencias de sus actos intenta asesinarlo. Considero que de ser cierto este hecho, es justo y merecido aplicar una pena punitiva drástica a este. Por otro lado, y también igual de preocupante y a la vez indígnate las palabras discurridas por la ”víctima” de este hecho execrable, pero por Dios!!! “no voy a denunciar…..”, el sujeto quiere hacer justicia con sus propias manos, en lo personal, me atrevo a considerar que requiere con urgencia tratamiento psiquiátrico pues su actitud obedece a una patología catalogada como obsesivo compulsivo crónico, pretender “solucionar” su problema de esta manera para sentirse reparado, realmente penoso pero cierto, lejos de recurrir a la vía legal que considero pertinente en este contexto, parece no darse cuenta de la dimensión de lo que le han ocasionado y de ser así, esto puede desencadenar en más de lo mismo.
    Ahora, me dirijo al “informante” de los hechos, para pedirle que apele a su criterio de comunicador, razono que, el contenido de su “noticia” está incompleto, a veces es necesario leer o darle una repasada a las competencias del comunicador: INFORMAR (lo que versan ambas partes), EDUCAR Y OPINAR respecto a lo que se informa ¿ en qué parte de su noticia plasma alguna de esas tres competencias?, no es eufemismo sólo quiero pedirle que invoque a su ética personal y profesional y si es aficionado le hago saber que hay muchos medios alternativos para informarse acerca de las competencias del Comunicador Social, la cual trasciende incluso lo que he mencionado, sin embargo, lo mínimo que se debe aplicar son estas bases.
    Saludos,
    Mercurio

    ResponderEliminar

OPINE SOBRE ESTA NOTA.
Esta Página Web NO SE RESPONSABILIZA de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido obsceno. Su Publicación se realizará en un plazo de 24 horas. Solicite la remoción de comentarios difamatorios que hayan pasado a nuestros filtros enviando un email a nuestro correo electrónico.