lunes, 17 de mayo de 2010

Presunta negligencia médica y falta de atención en Centro de Salud

Vacuna la empeoró
El Jefe de la Oficina Defensorial de Huancavelica, Juan Matos Centeno, informó que su institución acogió una queja por supuesta negligencia médica que se habría producido en el Puesto de Salud de Anchonga y falta de atención a una paciente en el Centro de Salud de Lircay. Matos Centeno informó que ante la Defensoría la señora Dorotea Huarancca Belito (33) denunció que su menor hija Saida Escobar Huarancca (03) fue atendida en el puesto de Salud de Anchonga donde le aplicaron una inyección en la piernecita izquierda porque presentaba un cuadro de fiebre pero lamentablemente al día siguiente la pierna de la niña apareció con un gran hinchazón y luego de una segunda vacuna resultó con todo el cuerpecito hinchado. Ante este drama la mujer que vive en el distrito de Anchonga cuya población en un 06% sobrevive en la extrema pobreza llegó al Hospital Departamental de Huancavelica el 07 de abril donde la menor fue hospitalizada hasta el 23 de ese mes. Refiere la mujer que los médicos no dieron con la enfermedad de la menor, porque no cuentan con los equipos necesarios y tuvo que regresar a su pueblo con su hija en los brazos, que no puede caminar y llora por los fuertes dolores que le provoca su dolencia desconocida. En Anchonga desesperada por que su hijita lloraba y empeoraba paulatinamente, la mujer acudió al Centro de Salud de Lircay, hasta donde llegó el 06 de mayo luego de caminar dos horas desde Anchonga, pero al llegar al establecimiento el médico Percy Rojas, en lugar de atenderla le entregó un papelito para que vuelva al día siguiente. Frente a esta circunstancia la profesora del jardín de niños donde estudiaba la niñita, al ver las lagrimas de la menor y el sufrimiento de la madre, con un noble corazón, apoyó humanitariamente a la madre y le costeó los pasajes para que pueda volver al Hospital de Huancavelica y puedan atender a la niña que sufre mucho. En el Hospital de Huancavelica, el Defensor del Pueblo Matos Centeno acudió ante la Dirección del establecimiento y con el apoyo de la oficina de Asistencia Social, se logró conseguir una referencia ambulatoria al Hospital del Niño de Lima. Es decir tendría que trasladarse por su propia cuenta y con sus propios recursos. Ante este drama, el Defensor acudio a la Sociedad de Beneficencia Publica de Huancavelica y la Municipalidad cuyas autoridades apoyaron a la mujer quien viajó a la capital con la menor, y dos de sus hijos menores en espera de lograr la salud de su hijita. Fuente y foto: Correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINE SOBRE ESTA NOTA.
Esta Página Web NO SE RESPONSABILIZA de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido obsceno. Su Publicación se realizará en un plazo de 24 horas. Solicite la remoción de comentarios difamatorios que hayan pasado a nuestros filtros enviando un email a nuestro correo electrónico.