lunes, 22 de marzo de 2010

Joven obrero envenena a su hijita y a sí mismo

Ambos fallecieron producto de ingesta de raticida Agobiado por problemas familiares un joven obrero de la Municipalidad Provincial de Huancavelica acabó inexplicablemente con la niña de sus ojos, su hijita de 03 años de edad, dándole de beber veneno para rata y luego se mató bebiendo el contenido de 11 sobres del mortal veneno en la noche del viernes 19 de marzo en el interior de su vivienda ubicada en el barrio Santa Ana en la ciudad de Huancavelica. Minutos antes de que ocurriera esta tragedia, el joven obrero identificado como Efrain Mancha De la Cruz de (30) que laboraba en la obra de pavimentación de la Avenida Andrés Avelino Cáceres de Huancavelica aparentemente había sostenido una acalorada discusión con su pareja Ruth Mansilla Ignacio, en el interior de su domicilio ubicado en Avenida Los Chancas 592 barrio Santa Ana en la ciudad de Huancavelica. Se supo también que sin presagiar que su pareja y el padre de su hija tomaría esta dramática decisión, Ruth Mansilla Ignacio había acudido ante la policía y fiscalía para interponer una denuncia contra Efraín Mancha De la Cruz por maltrato psicológico y violencia familiar. Ante la denuncia, la Policía y la Fiscalía acudieron a la casa del supuesto agresor y lo que hallaron fue una escena espeluznante, la niña identificada como Gricel Mancha Mansilla (02) agonizaba y su joven padre yacía muerto manando abundante espuma por la boca. Aún con algunos signos de vida la niña fue trasladada al hospital de Huancavelica con la esperanza de salvarle la vida pero los médicos nada pudieron hacer y solo certificaron su muerte por envenenamiento. En el interior de la habitación la policía halló 11 sobres de veneno para rata “Campeón”, 01 tijera, 01 talonario de Recibos por Honorarios Profesionales con manuscritos en 03 paginas de la serie 01 folio Nº 100, 01 bolígrafo azul, un CD con películas infantiles 2 botellas conteniendo liquido morado, una olla, cuchara donde habría mezclado el mortal coctel. Fuentes policiales informaron que el suicida y parricida habría dejado algunos manuscritos donde explicaba porque habría tomado la decisión de terminar con su vida y con la de su hija. Trascendió que la vida de la pareja pasaba por difíciles momentos ya que peleaban constantemente. Al retiro de los cadaveres el día sábado en la morgue, los familiares del joven obrero visiblemente afectados por este drama culparon a la mujer por este episodio. Ya que ella, dijeron prefería las discotecas antes que atender a su conviviente y a su hija. Los cuerpos de padre e hija fueron trasladados al local comunal de la Comunidad Campesina de Santa Bárbara donde son velados y serám enterrados el día de hoy en el cementerio de esta localidad.
Dejó manuscrito: “ No vale la pena vivir por una mala mujer”
Sobre el terrible drama que le ha tocado vivir a la familia Mancha Mansilla, cuyo jefe de hogar Efraín mancha De la Cruz (30) decidió envenenar a su hijita de dos años Grisel Mancha Mansilla (03) y autoeliminarse el ultimo viernes 19 de marzo en Huancavelica. Su hermana Clelia Mancha de la Cruz (31) y su desconsolada madre Digna De la Cruz Chumbes manifestaron que el joven padre se desvivía por su hijita y sufría mucho por los continuos problemas familiares que afrontaba con su pareja. “Mi hermano siempre aparecía arañado, le pegaban” manifestaron. “Cuando se peleaban con su conviviente Ruth Mansilla Ignacio, mi hermano me buscaba, me llamaba, pedía que cuidara a su hijita, que duerma con ella. Hace poco mi sobrinita apareció con su manito quemada con agua hervida. Mi hermano sufría mucho por su hijita, porque su mamá, no le cuidaba y se descuidaba mucho. El decía que ella prefería irse a las fiestas antes que atender a su hija” refirió su hermana Clelia.
Sobre los manuscritos que el parricida y suicida dejó en sus Recibos por Honorarios Profesionales, se ha podido conocer extraoficialmente que Efraín habría escrito: “ No vale la pena vivir por una mala mujer” y en otro pasaje habría manifestado su deseo de dejar todas sus pertenencias a su madre Digna De la Cruz Chumbes. “El era mi séptimo hermano, somos en total nueve. El era bueno y trabajador. Ahora último trabajaba en la obra de pavimentación de la Calle Andrés Avelino Cáceres de Huancavelica. Su conviviente era muy problemática con él. Incluso ahora mismo me ha pegado a mí, sin causa alguna, me ha tirado una cachetada” manifestó la hermana del extinto obrero Clelia Mancha de la Cruz. “Esperamos que se entierren los dos juntos. Su conviviente ha querido llevarse el cuerpecito de la niñita, pero no vamos a dejarla” dijeron familiares del extinto. El sepelio se cumplirá hoy en el cementerio de Huancavelica.
Fuente: J. Figueroa Correo Huancavelica

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINE SOBRE ESTA NOTA.
Esta Página Web NO SE RESPONSABILIZA de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido obsceno. Su Publicación se realizará en un plazo de 24 horas. Solicite la remoción de comentarios difamatorios que hayan pasado a nuestros filtros enviando un email a nuestro correo electrónico.