domingo, 7 de marzo de 2010

Inician capacitaciones con “Pagapu”

Con un ancestral Pagapu o pago a la Madre Tierra en el cenit del jueves 04 de marzo, en el paraje “El Bosque” ubicado en las afueras de la ciudad de Huancavelica, entre árboles de eucaliptos y cipreses se realizó el Taller “Parcelas Demostrativas de Producción de Hortalizas Frescas y Orgánicas” a cargo de los responsables del proyecto de Tecnologías Productivas ejecutada por la cartera de Desarrollo Social de la Región Huancavelica. Esta costumbre andina se realizó entre alumnos, profesores, madres del Club “Mariscal Cáceres” y con la presencia de la esposa del Presidente Regional Rosario Serpa de Salas y el gerente Alfredo Villanueva Ayala. La ceremonia estuvo a cargo del sacerdote indígena o laiqa José Laura, quien en el campo tendió una manta, desato un quipi (mantilla amarrada) del que fue sacando elementos naturales autóctonos que conforman la ofrenda, entre las que resaltaron dulces, frutas, flores, cereales, y un porongo de chicha preparados con ayrampo que fueron distribuidos en dos rondas a todos los asistentes. Otro elemento importante en el pagapu es la hoja de coca, planta sagrada de los Incas, chakchando y con una pitada al cigarro encendido y haciendo movimientos con sus brazos extendidos, el laica, pidió a los apus y la mamapacha una buena cosecha y agua para los campos y fecundidad para los ganados y en seguida enterró los productos en la tierra en señal de agradecimiento. La capacitación abordo temas sobre producción de hortalizas orgánicas y abonos naturales, cuidado y protección de la naturaleza, impulso del autoconsumo, seguridad alimentaria y su importancia nutricional, seguida por la concientizacion para disminuir los altos índices de desnutrición en el departamento de Huancavelica. Villanueva Ayala, al ser consultado, explicó que sembrar hortalizas a mas de 3 mil 600 de altitud es todo un desafío, porque esta contiene en su composición vitaminas, proteínas y minerales necesarios en la alimentación de los comuneros y recomendó su consumo para combatir la desnutrición en la región. Las madres provenientes de distintas comunidades por su parte sembraron a campo abierto zanahoria, betarraga, col crespo, perejil, tomates, coliflor y producido forrajes hidropónico que servirá para la alimentación de animales menores ya sea cuyes y gallinas. Fuente: Rolando Soldevilla / José Figueroa - Correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINE SOBRE ESTA NOTA.
Esta Página Web NO SE RESPONSABILIZA de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido obsceno. Su Publicación se realizará en un plazo de 24 horas. Solicite la remoción de comentarios difamatorios que hayan pasado a nuestros filtros enviando un email a nuestro correo electrónico.