lunes, 11 de enero de 2010

Negritos bailaron y adoraron al Niño Perdido

Ayer Domingo 10 de enero, fue el día central de la festividad en honor al “Niño Perdido” o “Niño Dulce Nombre de Jesús”, con tal ocasión los negritos llegados desde las costas de Chincha, Ica y Pisco, se vistieron de gala, le hicieron misa, luego una procesión y bailaron para su patrón quien estaba acompañado por el “Niño Fajardito”. Ambas imágenes son veneradas en la Iglesia de Santo Domingo. No faltaron como todos los años, el Nariz Larga o Huaccrasenja que hace de capataz y la Maria Rosa un varón vestido de marica que hicieron de las suyas repartiendo látigo y barro respectivamente a diestra y siniestra sobre todo a los desprevenidos fotógrafos y visitantes. En esta festividad que se realiza los primeros días de enero, los principales protagonistas es el pueblo que se viste de negrito, con mascara negra, guantes negro, casaca de cuero negro, sombrero, botas, y campanitas en las manos. El día central los negritos se visten de gala, con vestidos de seda y pantalón blanco, bailan a su patron luego de una procesion en el frontis de la Iglesia de Santo Domingo donde exhibirán su destreza en el “zapatín” que no es otra cosa que un zapateo de los buenos. La fiesta se inició la semana pasada con la llegada de un numeroso grupo de negritos desde las costas de Ica, que trayendo consigo uvas frescas, pisco, aguardiente de uva, aparecieron por el cementerio de Huancavelica y se instalaron en la ciudad para buscar, enontrar y luego adorar al Niño Perdido.
Fuente y foto: J. Figueroa Correo Huancavelica

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINE SOBRE ESTA NOTA.
Esta Página Web NO SE RESPONSABILIZA de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido obsceno. Su Publicación se realizará en un plazo de 24 horas. Solicite la remoción de comentarios difamatorios que hayan pasado a nuestros filtros enviando un email a nuestro correo electrónico.