martes, 10 de noviembre de 2009

Madre clama ayuda para salvar su vida

Reginalda Fresia Chanca Bendezú (35), es una pobladora del distrito de Ascensión, mujer luchadora madre de dos menores hijas de bajos recursos económicos que padece de una malformación en la columna que no le impide llevar una vida normal. Desde hace un tiempo esta inquebrantable mujer, siente fuertes dolores de cabeza que la hacen sufrir mucho. Desde hace siete meses, Reginalda, viene sufriendo un dolor intenso en la cabeza. Con la intervención de la Defensoría del Pueblo fue atendida en el Hospital Departamental de Huancavelica y de ahí la refirieron al Hospital El Carmen de Huancayo. En Huancayo los galenos le pidieron que se realice una tomografía, costoso examen, que con el apoyo de vecinos y familiares logro pagar en su totalidad. En el Hospital El Carmen de Huancayo como único remedio la han recetado paracetamol, pero no ha recibido más explicaciones. Sobre la tomografía practicada en una clínica se le diagnostico, infartos múltiples en lóbulos temporales, occipitales y parietales, como segunda posibilidad encefalitis y se le recomienda fase contrastada para evaluar comportamiento. La sufrida mujer refiere que el galeno que la atendió le ha manifestado en forma verbal que necesita una resonancia magnética. Frente a este hecho Reginalda clama ayuda a las autoridades y/o personas de buena voluntad que puedan apoyarla para viajar a la ciudad de Lima para practicarse los exámenes y curarse de esta dolencia que padece para poder salvar su vida y no dejar en el desamparo a sus dos hijas. Las personas de buen corazón pueden hacer llegar su apoyo a Reginaldo a la vivienda ubicada en Av. Ernesto Morales Nº 821 o pueden comunicarse al cel. 967 984233.
Fuente y Foto: J. Figueroa Correo Huancavelica

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINE SOBRE ESTA NOTA.
Esta Página Web NO SE RESPONSABILIZA de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido obsceno. Su Publicación se realizará en un plazo de 24 horas. Solicite la remoción de comentarios difamatorios que hayan pasado a nuestros filtros enviando un email a nuestro correo electrónico.