miércoles, 24 de junio de 2009

No somos indios, ni indígenas

Sobre la terminología despectiva e incorrecta de “indio” asignada a los andinos por los españoles. En el calendario escolar, no hace mucho tiempo nos enseñaban que el 24 de Junio era el "Día del Indio" y que cada año se recordaba así segun nuestros maestros de las escuelas y colegios y creo que hasta hoy se fue usando semejante terminología.
Desde que alcancé la razón nunca estuve de acuerdo con este término. Muchos “intelectuales” y “cultos” de la feudalidad Peruana y de América latina, han ido señalando al oriundo americano y en especial al poblador andino de una forma despectiva: “Indio ...”. Una palabra que para los auténticos peruanos, herederos de una milenaria cultura tahuantinsuyana suena como un indicativo de acentuado desprecio y que han ido nombrándolo durante siglos, desde los invasores españoles así como sus descendientes criollos y también los acriollados de nuestro país. Los historiales e etimología de este término se remonta al descubrimiento de América, como bien sabemos, es producto de la ignorancia a de los primeros españoles que llegaron con Cristóbal Colon a Centroamérica en 1492, quienes pensaron que habían llegado a la India, y llamaron inmediatamente “Indios” a los pobladores de las islas de Guanahaní, la cual se generalizó a los largo de los años siguientes con la invasión y genocidio español a los pueblos de Centro y América del Sur, principalmente al Tahuantinsuyo. La historia del Perú nos muestra que esta palabra fue utilizada por los españoles para señalar con desprecio a nuestros antepasados los Incas. Reseña que hasta el día hoy hieren los sentimientos de la población andina, de la raza cobriza y suenan a humillación, suena a desprecio y esto indigna a la tradición andina, amazónica y americana. Esta palabrita está representada en la Real Academia de la Lengua Española y la ubicamos en la vigésima segunda edición como un adjetivo principal que tiene como significado, “natural de la india, perteneciente o relativo a ese país de Asia”, y además menciona: “Se dice del Indígena de América, o sea de las Indias Occidentales al que hoy se considera como descendiente de aquél sin mezcla de otra raza”. Desde la estupidez de Cristóbal Colón, este error garrafal no fue corregido por nadie y se asentó en el siglo XXVI curiosamente en el diccionario hispano con tal significado, un significado erróneo, que ha mancillado la identidad y la autoestima de todo un conjunto de generaciones y culturas en todo el continente americano. Muchos, intelectuales, profesores, medios de comunicación etc., hoy en día siguen denominando a la población andina como "indios", esta palabra para nosotros además de despectiva es hispanófila, un término producto de la ignorancia de los españoles de aquellos siglos, la cual debe corregirse incluso en la Real Academia de la Lengua Española y de la cual los auténticos peruanos la objetamos, por que la trascendencia de esta terminología y sus derivados hieren el sentimiento andino, ofenden la tradición andina en su modestia, ya que es de conocimiento de cuanto se nos ha humillado, se nos ha vejado, subyugado y saqueado durante los años de genocidio y esclavización feudal en las mitas mineras y mitas obrajeras instauradas por la corona española en el virreinato durante los siglos XVII, XVIII principalmente. Nuestra obligación es alzar nuestra voz frente a esta sandez, frente a este vocabulario equívoco y explicar las formas correctas de llamar a los pueblos de América, ya que cada uno de estas civilizaciones tiene un nombre, una historia, una cultura que debe ser velado por sus habitantes. Por lo tanto señores, no somos indios, ni indígenas ya que la palabra indígena deriva del término indio. En América nunca hubo indios, ni indígenas y a todos esos “cultos” le recomendamos que se nos señale correctamente: población andina, cultura andina, pueblos andinos o amazónicos, etc. Por ello, interpretamos esta palabra, no de la misma manera como aquellos que la instauraron equivocadamente en América latina en los siglos pasados. Lic J. Martin Luján Tunque Setiembre 15, del 2007 Junio 23, 2008 Junio 23, 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINE SOBRE ESTA NOTA.
Esta Página Web NO SE RESPONSABILIZA de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido obsceno. Su Publicación se realizará en un plazo de 24 horas. Solicite la remoción de comentarios difamatorios que hayan pasado a nuestros filtros enviando un email a nuestro correo electrónico.