viernes, 22 de mayo de 2009

Huancavelica y la gesta heroica del 22 de mayo de 1978

Primera Parte
El 22 de mayo de 1978, la población huancavelicana derramó su sangre en la justa causa de sus reclamos y reivindicaciones. La policía de aquel entonces reprimió sin miramientos a balazos a humildes pobladores desarmados, quedando como resultado de más de 30 muertos y alrededor de un centenar de heridos. “Aquellos que dispararon, aquellos que mataron al humilde huancavelicano fueron premiados. El castigo para los violadores de los derechos humanos que recaía en la responsabilidad de la policía (Guardia Civil y Guardia Republicana) quedó en la impunidad históricamente registrada en la memoria de los huancavelicanos, más al contrario fueron premiados, fueron ascendidos por el aquel entonces dictador Gral. Francisco Morales Bermúdez que gobernó desde 1975 a 1980.” Afirmaban los ex dirigentes del Frente de Defensa de Huancavelica en las romerías de los años anteriores. La historia que recogimos son nuestras fuentes orales, testigos directos de lo que pasó aquel fatídico día.
CONTEXTO SOCIAL El pueblo peruano bajo una dictadura militar acusada de ejecutar el Plan Cóndor en el país. La crisis agobiaba al pueblo peruano, campeaba el hambre, la miseria, pobreza extrema, escases de productos de primera necesidad, el costo de vida, las cosas subían, el pan de lo que costaba 10 centavos de sol de oro, subió a 20 centavos. Huancavelica tenia muchas plataformas, en el olvido, donde le departamento no aparecía en el mapa de nuestro país en la atención de los políticos de aquel entonces, dentro de las reivindicaciones que exigía al gobierno central, como es una Universidad Nacional para Huancavelica, a pesar que se tenía la Central Hidroenergética de Santiago Antúnez de Mayolo, los huancavelicanos miraban pasar por sus narices las torres de alta tensión que llevaban energía a Ica. Los pobladores de la capital de departamento no tenían energía eléctrica, se alumbrara con bombillas alimentadas por pequeñas generadores de energía de Seqsechaka y Santa Bárbara.
LOS HECHOS Huancavelica decidió salir a un mitin convocados por el SUTEP de aquel entonces y el Frente de Defensa de los Intereses de Huancavelica, para pedir al gobierno que pare el alza del costo de vida, se movilizaron por grupos que venían de diferentes barrios. La policía a de aquel entonces e un primer momento respondió con bombas lacrimógenas, cual fue un acto de provocación para los manifestantes huancavelicanos que reaccionaron indignados ya que la marcha fue pacifica. Del barrio de San Cristóbal bajaron para el centro hacia Pampa Amarilla donde se registraron los primeros incidentes, al igual manera los barrios de Yananaco, Santa Ana, Ascención, de las comunidades de Santa Bárbara y Sacsamarca trataban de llegar a la plaza de armas al mitin que se iba a realizar, en el trayecto fueron violentamente reprimidos. Los campesinos portaban huaracas (ondas) con las cuales respondían semejante represión. La Arremetida de la policía fue violenta, las calles y barrios de Huancavelica se convirtieron rápidamente en escenarios de violentos enfrentamientos con la policía, quienes disparaban prácticamente a quemarropa al cuerpo de los manifestantes con inclusive ráfagas de ametralladora desde diferentes puntos, “había balacera por todas partes, en san Cristóbal por la piscina la Policía disparó ráfagas de ametralladora a un piquete de manifestantes, vimos caer mucha gente en ese instante” manifiesta la Sra. Isabel una testigo que logró ver este hecho desde las alturas del cerro San Antonio. En el barrio de Santana cayó una persona de apellido Espinoza, que indignó a los pobladores de Santa Ana que rápidamente se organizaron en piquetes armados con ondas y piedras que se dirigieron a la estación de tren de Huancavelica y a sus bodegas de la misma, donde se produjeron saqueos a los almacenes del aquel entonces ENAFER PERU y de igual manera por la furia incontenible incendiaron a la vieja locomotora conocido como el Tren Macho. “El tren ardía y el fuego se lograba ver desde diferentes puntos de la ciudad, la gente saqueaba y se llevaba las cosas del almacén del tren hacia el Cerro Oropesa, otro iban al cerros de Santa Bárbara, había una furia arrollador en los manifestantes, que en diferentes puntos quemaban llantas y saqueaban las diferentes tiendas comerciales de aquel entonces” La balacera duro desde casi toda la mañana y parte de la tarde cuenta Julio Requena G. (testimonio) “La población huancavelicana, las comunidades de Huancavelica nos levantamos por el costo de vida. Mi hermano que en paz descanse Celestino Requena Curo fue abvaledo por la Guardia republicana desde el torreón de la cárcel en inmediaciones de los que actualmente es el ISPEF”. No se tiene Datos exactos de cuantos caídos existió aquel fatídico día, solo se pudo conocer de aquellos que reportaban a sus muertos, mucha gente por miedo a la represión policial y militar de los días posteriores no dio cuenta de los muertos y enterraron en sus comunidades en forma disimulada. Continuará…Lic. Jaime M. Luján Tunque

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OPINE SOBRE ESTA NOTA.
Esta Página Web NO SE RESPONSABILIZA de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido obsceno. Su Publicación se realizará en un plazo de 24 horas. Solicite la remoción de comentarios difamatorios que hayan pasado a nuestros filtros enviando un email a nuestro correo electrónico.