lunes, 20 de abril de 2009

REVALORAN COSTUMBRE TRADICIONAL DEL CHACMAY

Siete hectáreas de terreno son removidos en tres horas. Bastaron tres horas para remover siete hectáreas de terreno en el concurso denominado “Chacmeo”. En este singular trabajo la herramienta principal es el Chaquitaclla que proviene de nuestros ancestros los incas, actividad que se convirtió en una fiesta popular en el sector denominado “leglespampa” de la Provincia de Acobamba. Este evento fue organizado por el señor Alejandro Aguirre Noa, quién posee grandes hectáreas de terreno en la zona antes mencionada; esta actividad fue presenciada por más de cuatro mil personas de la provincias de Castrovirreyna, Huancavelica, Tayacaja, Churcampa y Acobamba, quienes llegaron en volquetes y camiones para alentar a sus representantes. Los trabajos se dieron inicio con el soplo del silbato a las 11:00 de la mañana con la participación de 72 “yuntas” (grupos), quienes tuvieron que voltear la tierra con la herramienta milenaria de la Chaquitaclla un terreno de 3 metros de de ancho por 100 metros (cada grupo) de largo en su primera etapa, culminada este periodo los concursantes pasaron a otro terreno en igual cantidad de metrajes donde solo quedarían 40 representantes de las comunidades inscritas. Posteriormente en el tercer y último proceso pasaron 20 primeros de donde salieron como ganadores los representantes de la Comunidad de Chopcca, los mismos que se hicieron acreedores a tres sacos de azúcar. Mientras el segundo puesto se ubicaron los integrantes de la Comunidad Campesina de San José Parco Alto de la Provincia de Angaraes, quienes también se hicieron acreedores a un saco de Azúcar y Arroz (de 50 kilos cada uno). Cabe indicar que todos los participantes en este concurso recibieron como incentivo polos negros. “Este es un deporte para nosotros lo practicamos desde nuestra ancestros cuando se labraba la tierra como un deporte y el premio a este esfuerzo es la cosecha que nosotros recibimos de nuestra madre tierra”; sostuvo Félix Honocc Chocce representante de la Comunidad Campesina de San José de Parco. Por su parte el Consejero Regional por Acobamba Benito Navarro Muñoz, resalto la participación de los pobladores, quienes dejando de hacer sus labores agrícolas, participaron activamente en este singular concurso; “esperemos que el próximo año esta revaloración de costumbres de antaños sea tomada por nuestra autoridades locales y porque no decir por nosotros que somos los representantes regionales, a fin de promover el turismo en nuestra provincia” Más Datos:
En este proceso del volteo de la tierra los concursantes trabajaron a son del “Pincullo y las Tinya”. Para este certamen se inscribieron 120 comunidades de las distintas provincias de Huancavelica. Luego de iniciado cada etapa hicieron su descanso una hora para realizar el chaccheo (masticado de la coca). Cada grupo conforman tres personas un rapador (ayudante que recibe el champa) y dos chaquitaclleros (que voltean la tierra con la chaquitaclla).